La “amnistía” del Waldorf Astoria a sus huéspedes rateros

Objetos devueltos-Waldorf-Astoria09

El hotel Waldorf Astoria, uno de los más lujosos de la ciudad de Nueva York, decidió recrear su historia con la creación de un pequeño museo. Para ello, el pasado verano,  decretó una “amnistía” para los huéspedes que devolviesen, los objetos sustraídos durante su estancia en el hotel.

Objetos devueltos-Waldorf-Astoria08

Objetos devueltos-Waldorf-Astoria07

Entre los objetos devueltos destaca una cafetera de plata de 1938 que una pareja decidió llevarse como recuerdo de su luna de miel.

Objetos devueltos-Waldorf-Astoria01

También destaca una cucharilla de café de 1925.

Objetos devueltos-Waldorf-Astoria12

Según los responsables del hotel hubo una época en la que desaparecían 25.000 cucharillas a la semana. Sin embargo, los propios gerentes del hotel consideraban que el coste de reponer las cucharillas quedaba compensado por la publicidad que suponía para el establecimiento.

El objeto de mayor tamaño sustraído es la mampara de ducha del apartamento que Frank Sinatra y su esposa Nancy tenían en el hotel durante los años 40, y en la que se grabaron las iniciales de la pareja. En este caso, debido al tamaño del objeto, se sospecha de algún empleado del propio hotel como autor del robo.

Objetos devueltos-Waldorf-Astoria04 Objetos devueltos-Waldorf-Astoria05 Objetos devueltos-Waldorf-Astoria10Objetos devueltos-Waldorf-Astoria13

Fuente: Waldorf Astoria

45.000 abejas “alojadas” en el Waldorf-Astoria

Desde el pasado mes de Abril, el Waldorf-Astoria, uno de los hoteles con mayor historia de Nueva York, aloja a unos huéspedes muy especiales.

Se trata de 45.000 abejas instaladas en la azotea del hotel. La miel producida por las mismas será incorporada a los postres y bebidas servidas en el restaurante.

De momento, se han instalaron seis colmenas sobre el tejado, una con 20.000 abejas, y el resto con 5.000 cada una. Se espera que comiencen a producir miel a mediados de verano. Para agosto, se espera incrementar el número de abejas hasta las 300.000.

Los panales son visibles desde algunas habitaciones y los huéspedes tienen la oportunidad de visitarlas. El hotel ha organizado un concurso para que el público pueda bautizar a estas inquilinas tan especiales.