Etiquetas

,

Times Square Ball

La primera celebración de Fin de Año en Times Square fue en 1904 y estuvo organizada por el diario The New York Times.

Tras la prohibición de fuegos artificiales en la ciudad, estos fueron sustituidos, en 1907, por el descenso de una bola de hierro y madera adornada con luces. Desde entonces, esta ha sido la forma tradicional de recibir el Nuevo Año en Times Square.

Desde aquella primera bola iluminada por 100 bombillas de 25 vatios cada una, la famosa esfera ha ido cambiando a lo largo de los años. La bola actual tiene un diámetro de 3,65 metros, un peso de más de 5.000 kilogramos y está cubierta por 2.688 triángulos de cristal de Waterford. Su iluminación está compuesta por 32.256 luces LED Luxeon Rebel de Philips de color verde, azul, rojo y blanco que crean una paleta de 16 millones de colores.

Solamente en dos ocasiones, en los años 1942 y 1943 (a causa de la Segunda Guerra Mundial), la famosa bola ha faltado a su cita anual. Durante esos años la ceremonia fue sustituida por un minuto de silencio seguido de unas campanadas.

La bola puede contemplarse durante el resto del año en el Centro de Visitantes de Times Square.