Etiquetas

,

Central Park034

Los carruajes tirados por caballos que recorren Central Park son una tradición desde hace más de cien años. Se han convertido, por si solos, en toda una atracción turística.

Pues  bien,  pueden desaparecer en cuestión de meses. Esta es una de las primeras propuestas del flamante nuevo alcalde Bill De Blasio. El máximo mandatario de la Gran manzana se ha hecho eco de una petición firmada por más de 4.500  personas solicitando la retirada de los caballos. Los firmantes protestan por la excesiva carga de trabajo que los animales se ven obligados a soportar y por sus condiciones de vida.

De Blasio propone sustituir los caballos por coches antiguos eléctricos que serían conducidos por las mismas personas que ahora llevan los carruajes.