Etiquetas

,

Manhattanhenge

Si tenéis la fortuna de estar en Nueva York el próximo domingo (29 de mayo), no os podéis perder un curioso fenómeno que tan solo puede ser observado dos veces al año.

Conocido como Manhattanhenge, es un fenómeno que se produce durante la puesta del sol del solsticio de verano y la salida del sol del solsticio de invierno. El sol se alinea perfectamente con las calles de Manhattan, que discurren de este a oeste, provocando un espectacular efecto luminoso. Este fenómeno se produce por la inclinación de 29º respecto al verdadero eje este-oeste que tienen las calles. Durante aproximadamente 15 minutos, podemos disfrutar de un atardecer espectacular.

El término Manhattanhenge fue acuñado en 2002 por el astrofísico David deGrasse, haciendo una analogía con Stonehenge, el monumento prehistórico británico cuyas piedras se alinean con el amanecer en determinadas fechas del año. Se trata de un fenómeno casual, resultado de la estructura puramente ortogonal de las calles neoyorquinas y del hecho de que la mayoría de sus edificios estén recubiertos de cristal.

Cientos de neoyorquinos y turistas se agolpan al este de las calles: 14, 23, 34, 42 y 57 para fotografiar y disfrutar del conocido como “Solsticio de Manhattan”.

Hay otra oportunidad para disfrutar de este curioso fenómeno los próximos 11 y 12 de Julio.

¿Sabías que…?

Existen otros dos días: 5 de diciembre y 8 de enero (fechas cercanas al solsticio de invierno) en que se produce el mismo fenómeno al amanecer. Durante esos días el cielo suele estar cubierto de nubes y suele impedir contemplar este curioso fenómeno.