Repartidas por las 340 hectáreas (840 acres) de extensión de Central Park, podemos encontrar 23 esculturas dedicadas a figuras históricas. NINGUNA de ellas honra a una mujer real. Es cierto que existen estatuas dedicadas a tres personajes femeninos: Alicia en el País de las Maravillas, la Mamá Ganso y Julieta de William Shakespeare, que aparece abrazada a Romeo, pero son personajes literarios, no reales.

Afortunadamente, 166 años después, Central Park contará desde este verano con un monumento dedicada a personajes históricos femeninos.

mujeres en Central Park

Un grupo escultórico formado por tres figuras, honrará la memoria de tres mujeres neoyorquinas: la sufragista Susan B. Anthony, la sufragista y abolicionista Elizabeth Cady Stanton y la abolicionista y activista por los derechos de la mujer Sojourner Truth, Nacida siendo esclava logró escapar junto a su pequeña hija en 1926 y  recurrió a los tribunales para recuperar a su hijo de cinco años, que había sido vendido ilegalmente, convirtiéndose en la primera mujer negra que ganó un juicio contra un hombre blanco.

El monumento, de 4,5 metros de altura, es obra de la escultora neoyorquina Meredith Bergmann. Su inauguración está prevista el 26 de agosto de este año. Este día se conmemora el centenario de la Decimonovena Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos que consagró el derecho de las mujeres estadounidenses al sufragio.

Los fondos para el monumento provienen de Monumental Women, organización integrada por historiadoras, líderes comunitarias y activistas dispuestas  a romper el llamado “techo de bronce” Se recaudaron 1,5 millones de dólares para su construcción y mantenimiento.