Etiquetas

, ,

Es conocido por casi todos como “el edificio que echa humo”. Pero, en realidad, se trata de una instalación artística inaugurada el 26 de octubre de 1999, y cuyos autores son Kristin Jones y Andrew Ginzel. Se encuentra localizada en el número 1 de Union Square, al sur de la plaza, y ocupa toda la fachada del edificio.

“Metronome” habla de la relación entre el hombre y el tiempo, y busca la implicación del público. La obra consta de elementos claramente diferenciados, pero, al mismo tiempo, relacionados entre sí:

The Vortex (“El Vórtice”): Es la estructura de ladrillo ondulada, como la onda que produce tirar una piedra a una superficie acuática.

The Infinity (“El Infinito”): Es el agujero del centro del vórtice creador, el origen de todo.

The Vapor (“El Vapor”): Representa la energía de la ciudad, que nos recuerda a uno de los iconos que mejor la representa: el humo que sale de las alcantarillas. Dos veces al día (a mediodía y a medianoche), del Infinity  emana una gran nube de vapor acompañado por una melodía.

The Relic (“La Reliquia”): Es la mano de George Washington, emergiendo de ese tiempo infinito. Este elemento interactúa con la estatua del General situada en la misma plaza.

The Source (“La Fuente”): Son las hojas doradas, que representan el efluvio de ese vapor, una materia que no es sólida ni gaseosa: está entre la dureza del muro ondulado y lo etéreo e intangible del vapor.

The Matter (“La Materia”): Es el bloque de piedra inferior, que simboliza el tiempo pasado, lo inamovible.

The Focus (“El Foco”): Es el mástil alargado que simboliza la manilla de un reloj y dirige nuestra mirada hacia The Infinity, donde todo nace.

The Passage (“El paso”): Situado en el lado izquierdo de la obra, se trata de un reloj atómico. Sus quince números LED muestran el tiempo transcurrido y el que falta para medianoche; si el reloj marca 041037999235019, indica que son las 4:10 A.M. (cuatro horas y diez minutos desde la medianoche) y que quedan 19 horas y 50 minutos para la medianoche (pares de números a la derecha). Por lo tanto, las seis primeras cifras nos muestran la hora actual. Los tres números centrales son aleatorios y cambian cada tres décimas de segundo.

Durante unos meses, en 2005, el reloj marcaba el tiempo que faltaba para que el Comité Olímpico Internacional anunciara la ciudad sede de los Juegos Olímpicos de 2012. Nueva York era una de las ciudades candidatas.

Finalmente, fue Londres la ciudad elegida.

The Phases (“Las Fases”): Situado a la derecha, este elemento simboliza la Luna y sus fases.

Fuentes: dossier de prensa, Wikimedia