Etiquetas

,

Situado en el Upper West Side, en el parque que lleva su nombre, se encuentra el monumento dedicado al más ilustre de los florentinos, Dante Alighieri.

En un principio, el monumento iba a ser más elaborado, con un obelisco, cuatro relieves, una corona y un águila. Dante se muestra de pie sobre un pedestal. Coronado con una corona de laurel, sostiene en sus manos un ejemplar de “La Divina Comedia”, su obra más universal.

La Sociedad Dante Alighieri de Nueva York llevaba mucho tiempo con la idea de dedicar un monumento al insigne poeta. Con ocasión del 50 aniversario de la unificación de Italia en 1912, Carlo Barsotti, editor del periódico “Il Progresso” (el primer diario en italiano de los Estados Unidos), instó a sus suscriptores a contribuir a la creación de una estatua. El escultor Ettore Ximenes, fue el encargado de llevar a cabo dicho encargo. El pedestal de granito fue diseñado por la firma arquitectónica de Warren y Wetmore.

El monumento  fue descubierto públicamente en 1921, año en que se cumplía el 600 aniversario de la muerte de Dante.

Una réplica de la estatua se encuentra en Meridian Hill Park, en Washington, D.C., donada por Carlo Barsotti.

En 2001, el monumento fue restaurado con fondos del Programa de Conservación de Monumentos de la ciudad.