Etiquetas

,

El huracán ‘Sandy’ azotó esta pasada tarde (madrugada española) la ciudad de Nueva York con vientos de hasta 130 Kilómetros por hora. Hasta el momento, 16 personas han fallecido en la ciudad a causa del huracán, la mayoría por la caída de árboles y cornisas.

El agua superó los cuatro metros de altura en el sur de Manhattan, en la zona del distrito financiero.  Unos niveles de inundación que no se superaban desde 1821. Las fuertes rachas de viento colapsaron la fachada de un edificio de seis pisos en la Octava Avenida, en pleno centro de Manhattan.

La grúa de un  edificio en construcción en el 157 West de la calle 57 quedo colgando a 90 pisos de altura. Se trata del edificio de apartamentos más alto de Nueva York.

Las consecuencias del huracán se han visto potenciadas por los efectos de la luna llena. En dos horas, el nivel de agua en la zona de Battery Park alcanzaba los cuatro metros.

Un transformador eléctrico de la compañía eléctrica ConEdison, situado en la calle 14, explosionó dejando sin luz a 250.000 hogares. El hospital de la Universidad de Nueva York (NYU), se quedó completamente a oscuras al fallar su generador. Los enfermos tuvieron que ser trasladados a otros hospitales de la ciudad.

En cuanto al transporte público, siete túneles de metro están anegados. Según fuentes de la MTA el sistema del metro no volverá a la normalidad hasta la próxima semana.

Imágenes


Fuente: Agencias (EFE, REUTERS, AP)