Etiquetas

,

Blockhouse Nº 1 B

En nuestro paseo dominical de hoy, nos acercamos hasta una de las huellas que la Guerra de Independencia, entre Estados Unidos y Gran Bretaña, dejó en Manhattan.

Situado en la esquina noreste de Central Park, semioculto en una zona boscosa, nos encontramos con el Blockhouse nº 1, una antigua fortificación levantada en 1814. Es por tanto la edificación más antigua del parque.

El motivo de su construcción tiene como origen una batalla naval, La batalla de Stonington.

La batalla de Stonington

El 9 de agosto de 1814, durante la segunda guerra de los Estados Unidos con Gran Bretaña, un escuadrón de buques británicos de guerra, al mando de Sir Thomas Masterman Hardy llegó a la costa de Stonington (Connecticut). El almirante Hardy exigió la rendición de la ciudad.

Como respuesta, la población de Stonington, comandada por el veterano capitán Revolucionario Jeremías Holmes, respondió disparando los cañones situados a lo largo de su costa. A pesar de la superioridad armamentística británica, su flota contaba con proyectiles explosivos, cohetes Congreve y balas de cañón de 25 libras, ningún estadounidense perdió la vida. Eso sí, 40 edificios de Stonington fueron arrasados. En el bando contrario, la batalla se saldó con 20 muertos y 50 heridos. Tras dos días de cruento combate, Sir Thomas Masterman Hardy, disparó una última andanada y huyó por el estrecho de Long Island.  La batalla de Stonington había terminado.

Pocos días después, el general Joseph Swift, temiendo un ataque británico a Nueva York, solicitó voluntarios para construir una cadena de fortificaciones en la parte alta de Manhattan. Mientras que las defensas en el extremo sur de la ciudad habían sido reforzadas con la construcción de dos nuevas baterías (Battery Park y  Ellis Island), el ataque desde el norte no había sido previsto. Un “ejército” de bomberos, abogados, carniceros, estudiantes de Columbia College… etc, excavaron zanjas y construyeron fortalezas a lo largo de la zona norte de Manhattan.

Blockhouse No.1

Entre esas fortificaciones estaba el Blockhouse nº 1. El fuerte estaba dotado con un gran cañón que podía ser disparado en cualquier dirección. Es el único que queda de los cuatro construidos en los Altos del Harlem (en la actualidad, Morningside Heights). Las cuatro fortificaciones contaban con una guarnición de más de 2.000 milicianos.

Afortunadamente, ninguna de estas baterías llegó a entrar en combate. El Tratado de Gante fue firmado en la Nochebuena de 1814, y los fuertes fueron abandonados esa misma noche. Blockhouse nº 1 se utilizó como almacén de municiones. Más tarde, el fuerte fue abandonado y, durante muchos años, permaneció en ruinas. Hace algunos años, el fuerte fue restaurado.  

Con la ampliación del parque efectuada en 1860, para incluir la zona situada entre las calles 106 y 110, la fortificación pasó a convertirse en un elemento más del parque.

Imágenes: Wikimedia Commons