Etiquetas

,

Loeb Boathouse (2)

Situado en la esquina noreste del Lago, frente a Bethesda Terrace, se encuentra The Loeb Boathouse.

La navegación por el lago ha sido un pasatiempo muy popular desde los inicios de Central Park. Seis pequeñas construcciones rusticas servían de almacén para botes de remos y góndolas que se alquilaban al precio de 10 centavos la horaLa primera concesión para la navegación en el lago se estableció en la década de 1860 por un importe anual de 1.000 dólares.  En un principio, las embarcaciones  estaban amarradas a un pequeño muelle de madera situado al oeste de Bethesda Terrace.

El aumento de la demanda hacia necesaria la construcción de un embarcadero. En 1873, Calvert Vaux, arquitecto del parque, diseñó una hermosa estructura de madera de dos pisos con un coste de 2.360 dólares. Su función era proporcionar espacio cubierto para el atraque y almacenamiento de las embarcaciones.

A principios de la década de 1950, la estructura presentaba un importante deterioro. Una generosa donación de 305.000 dólares por parte del banquero y filántropo Carl M. Loeb permitió la construcción de un nuevo embarcadero. El antiguo edificio fue demolido y reemplazado por el actual The Boat House Loeb. Diseñado por Stuart Constable se inauguró en marzo de 1954 en un acto presidido por el Comisionado de Parques Robert Moses.

The Loeb Boathouse - Noche

El embarcadero es una estructura de estilo neoclásico construida en ladrillo y piedra caliza con techo de cobre. En su interior, restaurantes, baños y todas las instalaciones necesarias para el amarre de embarcaciones. Se ha convertido en un lugar muy popular para la celebración de eventos. Un gran salón en el ala norte del edificio está reservado para la celebración de bodas y fiestas privadas. Desde la terraza del restaurante se tiene una vista magnifica del lago y de Bethesda Terrace.

¿Sabías que…?

El edificio es la sede oficial en Central Park de los observadores de aves. Sus avistamientos se registran en un cuaderno que mantienen permanentemente, sobre una mesa, en el interior del establecimiento.

Más información y tarifas en su página web.

Imágenes: Christine Carter