Etiquetas

, ,

Magnolia Bakery

Verano de 1996. Dos antiguas compañeras de instituto, Jennifer Appel y  Allysa Torey, deciden abrir Magnolia Bakery (401 Bleecker Street,  esquina con calle 11 oeste).

Estas dos jovenes emprendedoras ofrecían en su pastelería una amplia gama de productos hechos a mano, la mayoría utilizando recetas caseras: pasteles, tartas, galletas. Muy pronto sus cupcakes se pusieron de moda y comenzaron a ser conocidas en toda la ciudad.

El éxito de estos pequeños pasteles cubiertos de azúcar hace que el local aparezca en películas como “Secretos compartidos” y “El diablo viste de Prada”Pero, lo que realmente les dio fama internacional, fue convertirse en los favorítos de Carrie Bradshaw, la protagonista de la serie Sexo en Nueva York.

Magnolia Bakery 2

Además de la pastelería original situada en Greenwich Village, Nueva York dispone de cuatro establecimientos más situados en los almacenes Bloomingdale´s, Columbus Avenue, Grand Central Terminal y Rockefeller Center.

En 1999, Jennifer Appel, abandona el negocio por desavenencias con su socia y abre Buttercup Bake Shop. Según algunos, manteniendo el sabor casero y tradicional que Magnolia Bakery ha perdido con el paso de los años. Desde 2007,  el negocio pertenece a Steven Abrams.