Desde hoy y hasta el 11 de septiembre, las instalaciones del ‘USTA Billie Jean King National Tennis Center’ situado en Flushing Meadows (Queens), acogen el Abierto de tenis de Estados Unidos (US Open), el cuarto y último torneo ‘Grand Slam’ de la temporada.

La primera edición del Abierto de los Estados Unidos se celebró en 1968, disputándose sobre hierba. En 1975, se sustituye la hierba por tierra batida. Tan solo tres años después, en 1978, se instaura la superficie sobre la que se juega actualmente: pista rápida. Por lo tanto, es el único de los cuatro torneos del Grand Slam que se ha disputado sobre las tres superficies.

La imagen corresponde a la pista central del complejo,  que recibe el nombre de Arthur Ashe (en honor al primer ganador del US Open). Puede albergar hasta 22.000 espectadores, lo que la convierte en el estadio de tenis más grande del mundo.

Mucha más información en US Open.