Etiquetas

, , ,

La respuesta a esta pregunta es sencilla, ¿verdad?. La Estatua de la Libertad es de un color verdoso. Pero…  no siempre ha sido así.

El color verde de la Estatua de la Libertad no se debe a ningún tipo de pintura… sino al óxido.

La Estatua está recubierta por laminas de bronce, un material que en contacto con la lluvia ácida (agua de lluvia contaminada con polución atmosférica), fue creando una capa de oxido, llamado “Cardenillo”, que le otorga  ese color azul-verdoso tan característico. Antes de este proceso de oxidación, el color original de la Estatua de la Libertad era un brillante color marrón rojizo. La mayor parte de las estatuas de cobre situadas en exteriores acaban adquiriendo este tono tras un proceso conocido como patinación.

Durante la década de los ochenta, el monumento sufrió una profunda restauración. Sin embargo, la capa de óxido se respetó pues forma una cubierta protectora contra la corrosión. Si se quita, la superficie expuesta se oxidaria de nuevo.

La imagen que podéis ver a continuación está creada con Photoshop y nos muestra la Estatua de la Libertad con su color original.