Etiquetas

, ,

En abril de 1955, un joven fotógrafo de la agencia Magnum llamado Dennis Stock, recibió un encargo para la revista LIFE. Su misión era acompañar a una joven estrella de Hollywood durante su visita a Fairmont (Indiana), su lugar de nacimiento, y Nueva York.

Este joven actor se llamaba James Dean. Las fotografías captadas se convirtieron en el mejor y más íntimo retrato de este ídolo de juventud, que perdería la vida seis meses más tarde en un accidente automovilístico. Tenía tan solo 24 años y había protagonizado tres películas: “Gigante”, Al este del Edén” y “Rebelde sin causa”. Esta última, sin estrenar en el momento de su muerte, el 30 de septiembre de 1955.

La fotografía que ilustra este reportaje tuvo inicialmente como título “On Times Square”. Tras la muerte del actor paso a conocerse como “The Boulevard of Broken Dreams” (El boulevar de los sueños rotos) La instantánea muestra a James Dean en Times Square caminando bajo la lluvia. Es una imagen íntima y desenfadada, con las manos en los bolsillos de su abrigo y un cigarrillo colgando de la comisura de sus labios.

Imagen: Magnum Photos / Agentur Focus