Etiquetas

, , ,

Swedish Cottage

Si paseando por el lado oeste de Central Park os encontráis, a la altura de la calle 79, una construcción en madera de tipo nórdico, no os sorprendáis. Se trata de la Swedish Cottage (Cabaña Sueca).

Esta curiosa edificación representó a Suecia en la exposición celebrada en Filadelfia en 1876, con motivo del primer centenario de los Estados Unidos de América.

El edificio, construido con pino y cedro sueco, representa a una escuela tradicional. Fue trasladado en cajas a través del Atlántico y reconstruido por artesanos carpinteros llegados desde Suecia. La escuela estaba equipada con pupitres y pizarras, y atendida por maestros suecos. Fue uno de los “pabellones” más visitados de la exposición.

Uno de esos visitantes fue Frederick Law Olmsted, diseñador de Central Park, el cual quedo impresionado por el diseño y la utilidad de la Swedish Cottage. Por ese motivo, convenció al Departamento de Parques de la ciudad para que adquiriese el edificio. Al igual que el resto de edificios de la exposición, la escuela iba a ser demolida una vez terminada la misma. El gobierno sueco lo vendió por 1.500 dólares.

En 1877, el pequeño edificio fue cuidadosamente desmontado y trasladado desde Filadelfia hasta Nueva York.

Una historia convulsa

El edificio ha tenido diversos usos a lo largo de su historia.

Una vez reconstruido en el lado oeste de Central Park, su ubicación actual, los comisionados del parque se encontraron con un bonito edificio pero demasiado pequeño para determinados usos.

Durante años fue utilizado como cobertizo para guardar las herramientas. Posteriormente, y aunque parezca increíble, se convirtió en baños públicos. Esta función provocó un aluvión de críticas por parte de la comunidad sueca-americana, por el uso que se le estaba dando a su escuela.

En 1912, una donación al parque de 25.000 dólares permitió adaptar la antigua escuela y convertirla en un centro entomológico, dedicado a los insectos que habitan en el parque.

Durante la siguiente década fue la sede del New York Bird and Tree Club, cuyo miembro mas destacado era Thomas Alva Edison.

Finalmente, en 1947, por iniciativa del alcalde Fiorello La Guardia, el edificio fue renovado y adaptado para su uso como taller de marionetas y sede de la Park Departments Traveling Marionette Theatre, fundada en 1939.

En 1973, el edificio fue rediseñado para acoger en su interior un pequeño teatro donde representar espectáculos de marionetas. Son famosas sus representaciones de clásicos como Peter Pan o Cenicienta.

La Swedish Cottage fue cuidadosamente restaurada en 1996, conservando una buena parte de sus materiales originales del siglo XIX.

The Three Bears Holiday Bash

Three-Bears-Holiday-Bach-Central-ParkDesde hace seis, cada Navidad se representa el espectáculo de marionetas The Three Bears Holiday Bash. Una historia ambientada en Navidad que entusiasma a los más pequeños de la casa.

La obra se representa hasta el 30 de diciembre y es necesario reservar previamente. 

Más información y reservas, desde aquí.

 

.