Etiquetas

,

Llegada a Nueva York de la Estatua de la Libertad

Hoy se cumplen 130 años de la llegada de “Mrs. Liberty” a Nueva York.

El 17 de junio de 1885, la Estatua de la Libertad llegaba al puerto de Nueva York a bordo de la fragata francesa Isère. Más de 200.000 neoyorquinos fueron a recibirla. 

La estatua fue enviada desde París (donde fue fundida y ensamblada por primera vez) hasta Ruan en tren, transportada a través del río Sena hasta el puerto de El Havre, y embarcada en la fragata Isère rumbo a Nueva York.

La estatua llegaba a Nueva York dividida en 350 piezas y embalada en 214 cajas. A estas hay que añadir 36 cajas más, con las tuercas, pernos y remaches necesarios para su ensamblaje. Recordar que tanto la antorcha como el brazo derecho habían sido enviados previamente para ser expuestos en la Exposición Universal de Filadelfia de 1876.

Una vez en la Isla Bedloe (actual Isla de la Libertad) la estatua permaneció embalada durante quince meses, esperando la construcción del pedestal sobre la que se erige y que sirve de entrada al interior de monumento.

Cuando el pedestal estuvo concluido, la estatua fue ensamblada en cuatro meses, siendo inaugurada el 28 de octubre de 1886 por el presidente estadounidense Grover Cleveland.