Etiquetas

,

Marfil Times Square


Casi una tonelada de colmillos y objetos decorativos de marfil fue destruida el pasado viernes en Times Square.

Una máquina trituradora, normalmente utilizada para pulverizar piedras, fue la encargada de destruir las decenas de piezas de marfil, incautadas en 2014 en Nueva York y Filadelfia a un vendedor de antigüedades. El anticuario ha sido condenado a dos años y medio de cárcel.

El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (USFWS) y diversas ONG, fueron los organizadores de este acto en Times Square para concienciar contra un tráfico que pone en riesgo la vida de miles de animales en África y Asia.  Entre 2011 y 2014, unos 100.000 elefantes murieron en África a manos de los cazadores furtivos que trafican con sus colmillos. 

La demanda de marfil ha aumentado de forma considerable en los últimos años. Un negocio de bajo riesgo y alto rendimiento.  Esta fuerte demanda permite a un contrabandista ganar 3.000 dólares por un par de colmillos de elefante. 

El comercio internacional de marfil está prohibido desde 1989. Su mayor mercado es China, con un 70% de la demanda mundial.

Imagen: Afp