Etiquetas

,

B-25 Bomber Hits 78th Floor of the Empire State Building , July 28, 1945 (Photo by Ernie Sisto/New York Times)

Autor: Ernie Sisto/New York Times

Ayer se cumplieron 70 años. El 28 de julio de 1945, un bombardero B-25 Mitchell pilotado por el teniente coronel William Franklin Smith Jr, se estrellaba a 360 kilómetros por hora contra el Empire State.

Escasa visibilidad

Debido a las malas condiciones climatológicas de aquel día – con una espesa niebla y una visibilidad de apenas 3 kilómetros – desde la torre de control del aeropuerto Laguardia se aconsejó al piloto aterrizar en ese mismo aeropuerto y no continuar hasta Newark como tenía previsto. El teniente coronel Smith no hizo caso de las recomendaciones de los controladores aéreos y continuó su trayecto hacia el aeropuerto de Newark. Parece ser que tomó erróneamente alguna referencia que le hizo creer que se estaba aproximando a Newark, cuando en realidad estaba sobrevolando Manhattan a muy baja altura (150 metros).

Cuando se percató de su error era demasiado tarde, a las 9:49 de la mañana el bombardero B-52 se estrelló contra la fachada norte del Empire State Building, entre los pisos 78 y 79. La colisión provocó un gran incendio alimentado por el combustible del avión. 

El teniente coronel Smith y los dos militares que lo acompañaban murieron en el acto. La tragedia se saldó con un total de 14 víctimas mortales y 26 heridos. Afortunadamente, al tratarse de un sábado de verano, y a primera hora de la mañana, el número de personas que se encontraban en el edificio era bastante menor que un día normal.

Graves daños

El avión causó un agujero de 5.5 metros de altura por 6 de anchura y  arrasó por completo el interior de las plantas 78 y 79. Una parte del tren de aterrizaje atravesó el edificio, cayendo sobre una terraza situada en la planta 13 del edificio situado enfrente. Otros restos del avión se esparcieron en un radio de 4 manzanas alrededor del Empire State. El accidente ocasionó daños por valor de 1.000.000 de dólares. Gracias a que la colisión no había causado daños en la estructura interna del edificio tan solo se tardaron tres meses en reparar los daños.

New York Daily News

New York Daily News

Video