Etiquetas

,

New York Hudson River

One New York es el nombre de un ambicioso plan a largo plazo (puesto en marcha en 2007, bajo administración del alcalde Michael Bloomberg), para mejorar los servicios e infraestructura de la ciudad y prepararla para el futuro.

Reparaciones y mantenimiento en las redes de transporte, agua, alcantarillado y tratamiento de basuras, son fundamentales para asegurar la supervivencia de esta gran urbe.

Medio ambiente

El próximo mes se cumple el tercer aniversario del paso del huracán Sandy, que asoló la costa este de Estados Unidos. Su paso por la ciudad de Nueva York dejó sin hogar a numerosos neoyorquinos residentes, principalmente, en los distritos de Queens y Staten Island. El huracán causó también graves daños en numerosas infraestructuras: puentes, carreteras, estaciones de metro, plantas eléctricas…

El cambio climático es sin duda uno de los retos más importante a los que se enfrenta la ciudad de los rascacielos. Un estudio publicado el pasado mes de febrero señala que para el año 2050 el nivel de las aguas en la desembocadura del río Hudson (entre Manhattan y Staten Island), podría aumentar entre 27 y 53 centímetros. Por ello es necesario reforzar las defensas costeras.

Aumento de población

Un factor muy a tener en cuenta es el aumento de población. En 2040, se espera que la población de la ciudad de Nueva York alcance los nueve millones de habitantes, 600.000 más de los que viven actualmente en la Gran Manzana. Por distritos, será El Bronx el que experimentará un mayor crecimiento de población, con un 14%, seguido por Brooklyn (13%), Queens (8%), y Staten Island y Manhattan, ambos con un 7%.

Para dar cobijo a una parte de esta nueva población, la administración municipal encabezada por el alcalde De Blasio, tiene previsto la construcción y/o rehabilitación de 240.000 viviendas asequibles en los próximos 10 años, ubicadas en terrenos propiedad de la ciudad.

Imagen: Michael Hill