Etiquetas

, ,

Taxi NV200

Desde el pasado martes, la ciudad de Nueva York cuenta con un nuevo modelo de taxi. Se trata del minivan Nissan NV200 y es, a partir de ahora, el modelo estándar para los taxis que dan servicio a la Gran Manzana.

La entrada en servicio de este nuevo modelo estaba prevista hace dos años, en 2013, pero un fuerte contencioso entre las autoridades municipales y los propietarios de taxis ha impedido su implantación hasta este momento. Actualmente, son 13.500 los taxis que dan servicio a la ciudad de Nueva York. En esta primera fase se han incorporado 750 vehículos NV200.

El contrato con Nissan tiene una validez de diez años.

Estas son las principales características del nuevo modelo de taxi que circula por Nueva York:

  • Motor de 4 cilindros de 2 litros, diseñado para optimizar el consumo de
    combustible y reducir las emisiones nocivas de la flota de taxis.
  • Amplio espacio para cuatro pasajeros y su equipaje, una mejora sustancial
    respecto de los modelos de taxi actuales.
  • Puertas correderas con estribo y tiradores para facilitar la entrada y
    la salida del vehículo.
  • Techo panorámico (ahumado) que proporcionará unas
    vistas de la ciudad únicas.
  • Control del aire acondicionado trasero, que dispone de un filtro con una
    capa de fenol, para mejorar la calidad del aire de la cabina.
  • Tapicería atractiva, transpirable, antimicrobiana, ecológica y fácil de limpiar,
    con el mismo aspecto y tacto del cuero.
  • Luces de lectura cenitales para los pasajeros e iluminación del suelo para
    ayudar a localizar los objetos.
  • Estación de carga de móviles para los pasajeros con un enchufe de 12V y dos
    puertos USB.
  • Asiento del conductor con seis posiciones distintas, y soportes cervical y
    lumbar ajustables.
  • Sistemas telemáticos y de navegación.
  • Airbags  en los asientos traseros y delanteros, además de airbags
    laterales.
  • Control de tracción estándar y control dinámico del vehículo.
  • Puertas correderas que reducen el riesgo de golpear sin querer a peatones,
    ciclistas y motoristas al abrirlas.
  • Luces para avisar al exterior de que se están abriendo las puertas.